Diario de un gato. Día 183 de mi cautiverio
El Latido

Diario de un gato. Día 183 de mi cautiverio

He encontrado el diario de mi gato, y esto es lo que escribió ayer el muy ladino Diario de un gato Día 183 de mi cautiverio... mis raptores continúan provocándome con extraños objetos. Mientras ellos engullen carne fresca, me obligan a comer cereales secos. Lo único que me mantiene cuerdo es la esperanza de escapar, y la pequeña satisfacción que obtengo arañando los muebles. (Al autor/a muchas gracias, me encantaría averiguar quien lo ha escrito, es extraordinario )

Anónimo | 18 nov 2018

He encontrado el diario de mi gato, y esto es lo que escribió ayer el muy ladino

Diario de un gato

Día 183 de mi cautiverio... mis raptores continúan provocándome con extraños objetos. Mientras ellos engullen carne fresca, me obligan a comer cereales secos. Lo único que me mantiene cuerdo es la esperanza de escapar, y la pequeña satisfacción que obtengo arañando los muebles.

Mañana me comeré otra planta.

El intento de hoy de matar a mis raptores metiéndome entre sus pies y haciéndolos tropezar casi funciona... la próxima vez lo intentaré cerca de las escaleras. En una tentativa de causar disgusto y repulsa en estos viles opresores, he vuelto a inducirme el vómito, esta vez sobre su silla favorita. Nota mental: la próxima vez, en la cama.

También decapité un ratón y les llevé el cuerpo para hacerles comprender de lo que soy capaz y causar terror en sus corazones. Lo único que hicieron fue decir "ohhh" y comentar lo buen gatito que soy. Algo no funciona de acuerdo al plan.

Hubo algún tipo de reunión con sus cómplices. Me llevaron a un lugar solitario durante todo el encuentro. Aun así, pude oír sus voces y oler la comida. Y lo que es más importante, oí que este nuevo encierro se debía a mi poder de inducir "alergias". Debo aprender qué es eso, y cómo puedo usarlo en mi ventaja.

Estoy convencido de que los otros cautivos son sus siervos, e incluso soplones. El perro es liberado regularmente, y siempre parece feliz de volver. Obviamente, es medio tonto. Por otro lado, el pájaro debe ser el informador, ya que habla con ellos con frecuencia. Estoy seguro de que les informa de cada uno de mis movimientos. Debido a su actual situación en el interior de la caja metálica, su integridad física está asegurada. Pero si algo tengo, es paciencia. Puedo esperar, sólo es cuestión de tiempo...

Temas relacionados:

diario de un gato

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web