Hasta la Atalaya
El Latido

Hasta la Atalaya

De estos paseos que nos metemos los lunes entre pecho y espalda, queda el sabor de boca de volver a reunir a colegas que habían realizado recorridos diferentes. Los paseos, como los mensajes son tan intensos como las personas que nos los colgamos. A veces, una lágrima nos traiciona y se asoma a ver como están las calles. Calle, calle, no me cuente!!! Pero siempre contamos, siempre participamos, aunque sea de florero, ahí estamos; aunque sólo sea para estorbar. “Que no, que no, que no…”. Paseando y riendo, paseando y diciendo, paseando y contando…porque pasear es empezar a dar pasos y, uno tras otro, la civilización se ha ido extendiendo por todo el planeta. Nos seduce la calle, la sorpresa a la vuelta de la esquina; los encuentros inesperados, los abrazos y esos gestos de oler a vaca que ponen alguienes a veces, sólo a veces.

Antonio Baeza | 26 ene 2019

De estos paseos que nos metemos los lunes entre pecho y espalda, queda el sabor de boca de volver a reunir a colegas que habían realizado recorridos diferentes. Los paseos, como los mensajes son tan intensos como las personas que nos los colgamos. A veces, una lágrima nos traiciona y se asoma a ver como están las calles. Calle, calle, no me cuente!!! Pero siempre contamos, siempre participamos, aunque sea de florero, ahí estamos; aunque sólo sea para estorbar. “Que no, que no, que no…”. Paseando y riendo, paseando y diciendo, paseando y contando…porque pasear es empezar a dar pasos y, uno tras otro, la civilización se ha ido extendiendo por todo el planeta. Nos seduce la calle, la sorpresa a la vuelta de la esquina; los encuentros inesperados, los abrazos y esos gestos de oler a vaca que ponen alguienes a veces, sólo a veces.

Esta Cartagena se ha forrado de granito, de cemento, de hormigón armado, de asfalto y acero inoxidable. Cada día se parece más a las ciudades de provincia de todo el mundo. Esto son las formas, los fondos son, otra cosa. Por mucho que la mona se vista de seda…

Pero es que, con esos trapajos, se nos hace difícil identificarnos, ver lo que subyace en el interior de la ciudadanía. Nos desperdigan, sin perdiz no hay matriz y sin matriz, esto se convierte en un galimatías insoporteibol. Ya se sabe que a río revuelto, ganancia de pescadores (lo malo es que, hoy día, los pescadores no lo son por necesidad, sino por deporte); al final el río se queda sin peces y sin pieses. Por mucho que pienses, esto no es más que una pura coincidencia y coincidir, es lo que nos mueve.

Esto es un paseo de los lunes al sol, no da miedo, no da risa; pero se pasa paseando. Luego dirán o no dirán, por ahí hemos pasado. “Caminante son tus huellas el camino…”.

Tanteamos a la UPCT; que bueno encontrar personas así en las instituciones, no es sencillo encontrar tanta afinidad; pero haberla, haíla. Los Encuentros van saliendo a encontrarse con personas, personajes, personillas y otras hierbas u animalejos. Ya saben que esto va un poco de andar por casa, por nuestra Casapropia, que no Casagena.

Como siempre, llego tarde pál cosido de las dose, y menos mal que las hijas están acostumbradas a los retrasos siempre previsibles del padre. Tirando de frigorífico sale adelante una comida elaborada con restos de serie. No suena serio; pero se puede comer. En los entretantos, elaboro el cosido pa mañana, que también habrá que comer. Joy insiste en que no ha salido de paseo matinal, obligándome a poner una marca en mi debe personal. Nos miramos y me chupa el corazón con esa lengua suya. No puedo prometerle que no volverá a suceder; porque se que sucederá. Nos damos unos cabezazos y seguimos como si tal cosa. Al menos comida tiene el bicho.

Giramos visita a la Asoc. de Vecinos de Bº Peral; necesitamos indagar la disponibilidad de la Asoc. para los talleres de Informática. El resultado es negativo para el fin que perseguimos; pero la disponibilidad del espacio en horario de Asoc. se nos abre como una nueva ventana de posibilidades.

Enseguida estamos con más compañeras para seguir trabajando en los proyectos de futuro de RECREA. Aquí no para nadie; nuevo paseo vespertino, que no sólo de sol vive el humano ser. Las soluciones al enigma tendrán que cocerse a fuego lento, muy lento y muy elaborado es lo que se pretende sacar adelante.

Acotamos espacios y tiempos, apenas tenemos para respirar. Muy pronto se nos llega el día de hacer piña con las familias del CEIP ATALAYA. Ahí nos presentamos con las vocales, nos presentamos con la presencia, nos presentamos como cualquier regalo sin envoltorios. Para disfrutar con los MIMÍFEROS, peques y menos peques, dónde está el listón? Hoy no ha venido a clase. Nos listamos y alisamos, nos allanamos, nos mezclamos, establecemos contacto, con risas, con tacto. Los rostros acalorados de los más pequeños, aunque afuera haga frío. En los corazones brilla una llama siempre nueva. Esperanza.

Se nos va acercando el finde, como siempre con la boca abierta, se le ve hasta el tuétano. Pero eso lo incluiremos en el siguiente artículo.

Temas relacionados:

atalaya

caminante son tus huellas el camino

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web