JUNTANDO LETRAS
El Latido

JUNTANDO LETRAS

AL PASO Cuando la vida se nos pasa, que nos está pasando en el segundo, llegamos a ese limbo interrogante, desde el silencio, buscando la humanidad vivida. Cuanto de empatía desarrollamos?... (SEGUIR LEYENDO...)

Antonio Baeza | 2 ago 2019

AL PASO

Cuando la vida se nos pasa,

que nos está pasando en el segundo,

llegamos a ese limbo interrogante,

desde el silencio, buscando la humanidad vivida.

Cuanto de empatía desarrollamos?

A cuanto le pusimos vida?

Vibramos ante una lágrima?

Hicimos nuestro el dolor próximo?

Nos fundimos en el abrazo?

Se nos erizó el alma ante la injusticia?

Vemos la existencia alejarse,

desde una triste vida?

O la nuestra fue ajena,

fue vivida?

Nos pasaron las personas,

almas gemelas, amigas, hermanas…

Como cuando pasa el aire,

una leve brisa?

O nos levantamos la piel,

ofreciendo el alma con una sonrisa?

Somos cuanto somos

porque otros quisieron de veras,

porque otras pusieron las venas,

nos calmaron las noches en vela,

apaciguaron los sueños,

los días de zozobra, las penas.

Somos resumen de amores

que caminaron por la tierra;

que posaron sus pies y sus manos,

sus miradas y besos;

donde ahora, nuestros silencios,

les roban su esencia,

malgastan la nuestra.

Somos mientras queremos ser,

amando ser quienes somos,

queriendo amar nos vivimos,

desterramos las fronteras;

una sola piel nos viste,

el mismo corazón late

y el aire, se hace respirable.

 

 

DESPUÉS DEL FIN

Rebrotan de sus ecos la palabras pronunciadas,

las calladas fluyen paralelas a la energía,

alzan su silencio que grita

para sacudir el polvo del olvido.

Sólo palabras, ni un gesto.

La ciega mirada dirigida al fondo, al fin.

Más allá un leve estremecer,

el minúsculo movimiento, la chispa;

cuando todo parecía perdido,

cuando habíamos encontrado la nada,

cuando éramos nada, o creímos serlo.

No se puede ser lo que no es.

Surgen las formas

y las manos aprendieron a hacer cestos,

recogieron auroras de seda,

acariciaron una piel amiga,

se hicieron puño y lágrima;

volvió el dolor y la tristeza.

Todo seguía en su espacio mudo.

Abriendo el arco del entendimiento,

las miradas se hicieron de color

y de calor los pechos en el abrazo;

existe un comenzar constante.

Temas relacionados:

juntando letras

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web