Luchadoras y solidarias
El Latido

Luchadoras y solidarias

En esta historia, Cris hija mía, no estarás, desde hace dos años y siete meses no estarás en ninguna historia, tú historia, vuestra historia fue cortada a golpe de palizas, a golpe de cuchilladas, en definitiva, a golpe de asesinatos. Ayer las calles se llenaron de mujeres supervivientes unas, luchadoras y solidarias todas. Pero no sólo llenaron las calles las mujeres, también lo hicieron los hombres que no temen al feminismo, que han entendido que el feminismo no lucha contra ellos, que el feminismo lucha por los derechos sistemáticamente negados y pisoteados de las mujeres, que el feminismo lucha para que dejen de asesinarnos por ser mujeres, que dejen de violarnos porque nos consideran muñecas de usar y tirar. No formarás parte de esta historia, ni tu ni miles de mujeres asesinadas, vuestra historia fue asesinada negandoos el fundamental derecho a la vida, mientras una parte de la sociedad pide clemencia para vuestros asesinos, esa clemencia que os fue negada cuando, sin cometer

Maria Betanzos | 16 ene 2019

En esta historia, Cris hija mía, no estarás, desde hace dos años y siete meses no estarás en ninguna historia, tú historia, vuestra historia fue cortada a golpe de palizas, a golpe de cuchilladas, en definitiva, a golpe de asesinatos. Ayer las calles se llenaron de mujeres supervivientes unas, luchadoras y solidarias todas. Pero no sólo llenaron las calles las mujeres, también lo hicieron los hombres que no temen al feminismo, que han entendido que el feminismo no lucha contra ellos, que el feminismo lucha por los derechos sistemáticamente negados y pisoteados de las mujeres, que el feminismo lucha para que dejen de asesinarnos por ser mujeres, que dejen de violarnos porque nos consideran muñecas de usar y tirar. No formarás parte de esta historia, ni tu ni miles de mujeres asesinadas, vuestra historia fue asesinada negandoos el fundamental derecho a la vida, mientras una parte de la sociedad pide clemencia para vuestros asesinos, esa clemencia que os fue negada cuando, sin cometer más delito que el de ser mujeres, os condenaron a muerte. Ayer de nuevo se escribió una parte de la historia de las mujeres, una historia que ya es imparable, una historia de mujeres cansadas de ser pisoteadas una y otra vez mientras una parte de la sociedad mira hacia otro lado. Esto continúa, con fuerza, con determinación, con miles de corazones palpitando en uno sólo, en el corazón del feminismo que sólo busca vivir. Soy tú voz, hija mía, tú voz grita hoy desde mi garganta, desde la garganta de miles de mujeres en las que hoy estás tú, en la que hoy estáis todas. Cristina C. Iglesias Betanzos María C. Betanzos Ferrán

Temas relacionados:

luchadoras

solidarias

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web