Salimos. Por los hermanos y hermanas de Estados Unidos, de Europa, y de cualquier rincón del planeta que sufren
El Latido

Salimos. Por los hermanos y hermanas de Estados Unidos, de Europa, y de cualquier rincón del planeta que sufren

Hoy jueves, 4 de junio de 2020, a partir de las 19:30h, y desde la puerta de lo que nos queda del Rosell - un gigantesco ambulatorio moderno, en lo que hasta hace unos pocos años era un hospital equipado -, en Cartagena, Murcia, España; volvemos a salir, de manera extraordinaria, como nuestra lucha y nuestra actitud, inasequible a desalientos, egos, fotos, y proyecciones de éxito alguno - TODAVÍA ES SIEMPRE (SEGUIR LEYENDO...)

Israel Buendia | 4 jun 2020

Hoy jueves, 4 de junio de 2020, a partir de las 19:30h, y desde la puerta de lo que nos queda del Rosell - un gigantesco ambulatorio “moderno”, en lo que hasta hace unos pocos años era un hospital equipado -, en Cartagena, Murcia, España; volvemos a salir, de manera extraordinaria – como nuestra lucha y nuestra actitud, inasequible a desalientos, egos, fotos, y proyecciones de “éxito” alguno - …

 

TODAVÍA ES SIEMPRE…

  Salimos por todo, y a estas alturas, por nada en especial, quizás…

  Salimos y marchamos en pie, con la piel de otros, con sus manos, su voz, su vista larga y su paso firme…

  Andamos en sus zapatos, notando su sudor, su miedo, y su valor a pesar de todo…

  Pensamos sus lágrimas, sentimos sus solitarios pensamientos, haciendo nuestra su intrínseca y profunda dignidad…

  Queremos acercarnos a su soledad, su abandono, su impotencia, sus gritos en el largo silencio de aquello que aventuramos en llamar “nuestro tiempo”, “nuestra actualidad”, “nuestro progreso”…

  Como “lágrimas en la lluvia”, como el grito de un silencio atronador, que nos hace cómplices inconscientes, involuntarios y peligrosamente ignorantes; de realidades que, por activa o por pasiva, acaban pasándonos factura a todas, y a todos…

  Entre bulos, marketing y “campañas” de unas y otros, nuestra esencial capacidad de decir “hasta aquí!”, y de hacernos respetar; parece columpiarse en esas “redes sociales” en las que, ya demasiadas veces, nos enredamos, dando bombo y pávulo al veneno que nos acaba enfrentando por idioteces, dignas de cualquier pasaje de un Quijote, que de tan nombrado y tan poco leído, apenas comprendemos, como mejores humanos que deberíamos aprender a ser, cada día…

  Intentaremos, humildemente, hacer nuestro, vuestro dolor, vuestra furia, vuestra impenitente lucha por ser, simplemente, eso mismo: humanos…

  En cada paso, andaréis con nosotros. En cada palabra, estaréis ahí, con nosotras, al igual que en cada silencio compartido, en el que respirar, no nos salga tan caro, como a vosotras, personas de bien, de andar por casa, o por el mundo, sin más parafernalia que las ganas de vivir en y de vuestra cosecha, vuestra salsa, vuestras decisiones vitales…

  Semillas de conciencia, que brotan en los terrenos más duros, secos, áridos, rocosos, baldíos y anegados de puro desierto..: Eso somos, eso sois, sin excepción que confirme regla alguna al respecto…

  Maestría del disfraz, del daño colateral, de la estadística que tapa, oculta y sepulta en toneladas de maquillaje social, una realidad que, a veces, nos arrastra de los pelos por el sinuoso pasillo de una calle cualquiera, de un “hogar” cualquiera, de un parking al azar, o de cualquier vuelta de esquina…

  ¿Quién será la/el siguiente? ¿Quiénes seremos entonces? ¿A quién le importará? ¿Por qué seguimos jugando a todo esto, si no tenemos ni puta idea ni de donde nos soplan al oído? ¿A quién beneficia tanta violencia innecesaria, “gratuita”, “oportunista” y deshumanizadora?

  Seguimos siendo, en el fondo de la forma, pregunta y respuesta, verdugos y víctimas, jueces y parte de una historia que ya cuenta con sus propios “guionistas” a sueldo de no se quiénes,  ni me importa, y a los que les importamos menos que nada, aunque tanto nos necesiten, pobres desgraciados sin alma, verdad?…

  Si también somos respuesta, preguntémosnos:  “¿Cual es nuestro papel en todo esto?”…

  Y hagámoslo poco a poco, paso a paso, como si quisiéramos pasear por nuestra corta vida un nuevo mensaje, que hasta entonces no se nos había ocurrido antes…

  Somos la garantía del final, del cierre y el carpetazo a tanta ignominia y tanta barbarie de bolsillo, tan portátil y móvil, como los “smartphones” que tanto piensan, hablan, e “informan” de “todo lo que necesitamos saber”, a cada momento; sustrayéndonos de lo que tenemos delante, y que por eso no vemos, acabando incluso por pisarlo, a golpe de “likes” y otras estupideces “sociales”  al uso, a día de hoy…

  Somos el reinicio, la gran esperanza, el orgullo, el éxito, la riqueza de nuestra diversa y única condición; somos el proyecto, la empresa, la meta, el beneficio que merece la pena y la alegría de compartir; el statu quo, la realidad real, siempre por hacer; el desafío, los retos, el juego, el mayor de nuestros aprendizajes… SOMOS TODO ESTO, Y MÁS, SIEMPRE QUE TOMEMOS CONCIENCIA, Y ACTUEMOS EN CONSECUENCIA, de verdad, mirándonos a los ojos: el mejor espejo que llevamos dentro, y fuera de nosotros mismos, si es que se tratara de dos cosas, en vez de una y la misma, en sus mas variadas dimensiones o versiones…

  Mientras tanto, aquí seguimos y seguiremos, llorando con los que lloran y luchando con las que luchan: seres humanos todos, personas como usted y como yo, haciendo lo que nuestros “ilustres representantes politicos” deberían hacer, y nos lo deben, desde hace ya, demasiado tiempo…

  Se acabaron los de “enMEDIO”: interMEDIArios del mejor postor, MEDIOS que se compran y venden, “partidos” que parten más que tomar partido por aquellas personas que los votan y sufragan, sin apenas darse cuenta de trilerismo galopante que inunda la mediocridad de sus prácticas y “negociaciones” –siempre, siempre, con sus honorables y humanas excepciones-;  mediadores jurídicos, económicos, sociales, politicos, “familiares”, que a cambio de poner el cazo, se limitan a “cubrir un expediente” vergonzoso, cómplice y embarrado en sus propias heces de demagogias estadísticas sin fin…

  No podemos seguir justificando nuestra propia, programada y evitable destrucción, como personas, como familia, como barrio, como ciudadanía (ahora “global”), como gente de bien y poderosa; que ha podido, a lo largo y ancho de su vida y de su historia, con tanto disparate innombrable, en nombre de no sé qué orgullo patrio de turno, bandera, “causa” - ajena siempre a nuestra propia e inalienable calidad minima de vida-, “historia” –la que quieran contarnos, y nos queramos creer -, o “sueño” del visionario, también de turno, valga la redundancia…

  Repetimos hasta la saciedad: somos capaces de vivir humanamente, de aprender a hacerlo, de compartir un poco más, de evolucionar personal y colectivamente, de cambiarlo todo, empezando por cada cual, desde dentro…

  Y se trata de una realidad que:

-          algunas personas viven y muestran, desde siempre;

-          siempre está ahí, por lo mismo;

-          nos espera siempre, aunque much@s no la merezcan, de momento;

-          nos pide, todavía, abrir más nuestros sentidos, nuestra mente, y eso que llamamos “conciencia”;

-          siempre, nos invita a cambiar de rumbo, de opinión, de actitud, de forma de pensar, sentir y actuar…

-          TENEMOS DENTRO, y que solo hay que APRENDER a mirarla, y dejarnos llevar por ella… unos la llaman DIGNIDAD HUMANA, otras CONCIENCIA, VALORES, MORAL, ÉTICA, LIBERTAD… el nombre es lo de menos, por que lo que conseguimos gracias a ella, es lo más sorprendente, contundente y auténtico, que podamos imaginar…

 

  Por todo esto, y más, salimos…

  Por los hermanos y hermanas de Estados Unidos, de Europa, y de cualquier rincón del planeta que sufren:

-          violencia “gratuita” e innencesaria – siempre lo es – …

-          abandono, maltrato y exclusión de cualquier tipo …

-          engaño, explotación y ninguneo de mafias, instituciones e incluso de sus más “cercanos”

-          la incomprensión y el aislamiento del que es “más diferente” que el “resto” –en vez de sumar, hablando de “lenguaje inclusivo”- …

-          segregación, tortura y todo tipo de privaciones …

 

  A las mujeres y niños, a las familias, etnias, grupos sociales “de riesgo”, a las personas diversas que pueblan nuestros hogares, centros “educativos”, calles, instituciones y espacios públicos. A todos ellos, a todas nosotras, personas de bien, en el fondo…

POR USTEDES, Y POR NOSOTRAS, SALIMOS, SIEMPRE, Y SEGUIMOS!... TODAVÍA!...

 

  Nuestro aplauso, nuestra admiración y ganas de aprender, a aquellas buenas gentes que siempre están ahí, ayudando, compartiendo y construyendo ese mundo que otros ignoran y descreen, alimentando así a aquellos que lo malvenden y malviven, pero: Y TÚ!?, con quién te quedas y en quiénes te quieres mirar!?...

 

ABRAZOS MIL A VIOLETA Y FAMILIA (MADRID), A JAVIER E ISABELLA (NEW JERSEY), A ESE MOVIMIENTO “NADIE SIN HOGAR” (TODA ESPAÑA), A LOS COMPAÑEROS JOSE MATÍAS Y TOMÁS (CARTAGENA), Y A TODAS LAS PERSONAS, FAMILIAS, PROYECTOS Y COLECTIVOS QUE TODAVÍA, Y SIEMPRE, ESTÁIS AHÍ, ABRIENDO, DESDE DENTRO, CAMINOS, ENTORNOS Y ESPACIOS DE APRENDIZAJE COMPARTIDO…

 

HASTA SIEMPRE, Y NOS VEMOS DONDE TODAVÍA, ES SIEMPRE…

 

 

 

CIUDADAN@, Y TÚ QUÉ!? ..: RECREA TÉ! ..:

RENACUAJOS 

 

Temas relacionados:

igualdad

respeto

tolerancia

empatía

no puedo respirar

i`cant breathe

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web