Vacunarse o no vacunarse, ¿es siquiera una opción?
Bio-enfermedades

Vacunarse o no vacunarse, ¿es siquiera una opción?

Isidora Diaz, Fabiana Fernández y Sofía Rojas | 11 sep 2020

Hoy en día, con la inmensa cantidad de información que nos brinda el internet, aún no puedo comprender cómo existen personas que siguen creyendo que una vacuna no es la mejor forma de evitar las epidemias y las enfermedades causantes de una gran parte de muertes anuales a nivel mundial. Puedo entender el miedo y la desconfianza, saber qué son y en base a qué están hechas podría ahuyentar a cualquiera, pero el terror a una inofensiva aguja no puede hacer que la humanidad se reduzca por enfermedades que se salen de control y terminan por empeorar la calidad de vida.

Como todos saben, las vacunas son medicamentos biológicos que se le suministran a las personas; éstas pueden contener bacterias, virus muertos, atenuados o elaborados por ingeniería genética, entre otras. Su principal función es proporcionar inmunidad a las personas contra una enfermedad incitando la elaboración de defensas y producción de anticuerpos y memoria inmunológica a largo plazo. A su vez, son sin duda alguna, incluso si muchas personas no están de acuerdo con ellas, la manera más rápida y práctica conocida de disminuir, y hasta eliminar, la posibilidad de adquirir cualquier agente infeccioso perjudicial para la salud como virus-enfermedades diversas. Es por ello que, yo estando completamente de acuerdo con ellas, apoyo que se realice con regularidad la vacunación, todo gracias a la afirmación de profesionales que han indicado beneficiosos resultados por parte de las vacunas como se argumenta que: “Hay enfermedades gravísimas que han desaparecido gracias a la vacunación. En los años 50, la principal preocupación de los padres era que sus hijos contrajeran poliomielitis y fallecieran o quedaran con parálisis. La vacuna, dada a conocer el año 1955 por su creador el doctor Jonas Salk, erradicó esta enfermedad de casi todo el mundo, los padres viajaban enormes distancias haciendo grandes filas para vacunar a sus hijos”, (¿Qué son las vacunas? 2019, 15 octubre. Clínica Las Condes. https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Infectologia/que-son-las-vacunas)

No busco opinar para encantar a los lectores, no ignoro que las vacunas también pueden provocar efectos secundarios leves que en cuestión de días desaparecerán. Pero que tenga un ligero efecto “negativo” no opaca la inmensidad de efectos positivos que otorgan a todos como personas individuales y como comunidad. Las vacunas fueron creadas para ayudar a sanar, y no aprovechar la oportunidad que se tiene en las manos podría, y ya genera, grandes problemas, tal como lo indica López-Goñi al decir que: “Si existiera una persona a la que no podemos vacunar por algún problema de salud que ha debilitado su sistema inmunitario y la mayoría de la sociedad no estuviera vacunada, su vida estaría en peligro. Si se diera un caso índice de una enfermedad contagiosa y esta se propagara dando lugar a un contagio masivo, la cadena de transmisión seguiría sin ningún muro que la frenase”, (González, A. M. (2019, 7 junio). Vacunas: riesgos, miedos y evidencia científica. EfeSalud. https://www.efesalud.com/vacunas-riesgos-miedos-evidencia/)

Asimismo, gracias la vacunación masiva genera un efecto conocido como "inmunidad de rebaño"  , el cual, se encarga de proteger indirectamente a los no vacunados al disminuir las posibilidades de que un virus se propague y, por ende, disminuir la existencia de enfermos, es decir, que se crea una inmunidad colectiva cuando muchas personas están vacunadas, que evita que los que no puedan vacunarse adquieran la enfermedad. Esto significa que vacunarse es incluso más importante de lo que muchos podrían pensar, ya que no solo afecta nuestra salud, sino que también la de las personas a nuestro alrededor, por lo que, si la mayoría no se vacuna, la "inmunidad de rebaño" no funciona, y todos acabarían por enfermarse.

Los riesgos de no vacunarse son tantos que incluso llega a ser penoso que, teniendo la posibilidad de evitarlos, haya personas que no lo hagan y prefieran solo ignorar estos terribles sucesos, en los que no solo se infecta una persona, sino que también puede terminar infectada toda una comunidad solo porque una persona no quiso ser precavida. En muchas ocasiones el vacunarse ha terminado en catástrofes, en muestras de que nadie está libre de tener que hacerlo, como ocurrió en una oportunidad en 1994, fecha en el que un brote de sarampión sacudió Misuri en EE.UU cuando una adolescente se contagió y con ello, a toda una comunidad de la ciencia cristiana que se oponía a la vacunación; situación que claramente se pudo haber evitado si la comunidad se hubiera encontrado vacunada. 

Estas historias demuestran que, si bien se deben respetar las creencias religiosas, no deben contar como válidas si de salud se está hablando.  El querer salvar vidas no es un tema opcional, por lo que cuando sí se puede hacer algo al respecto se debe hacer, como por ejemplo ayudar a evitar la propagación de estos agentes infecciosos, así como promover la vacunación y fomentar los beneficios que otorga hacerlo. 

Es por eso que tiene sentido que en el artículo 32 del Código Sanitario en Chile  se establezca que: “el Presidente de la República, a propuesta del Director de Salud, podrá declarar obligatoria la vacunación de la población contra las enfermedades transmisibles para las cuales existan procedimientos eficaces de inmunización”, (Valera, L. 2019, diciembre. Rechazo de los padres a la vacunación obligatoria en Chile. Desafíos éticos y jurídicos. Scielo. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062019000600675#:%7E:text=En%20Chile%20se%20regula%20la,existan%20procedimientos%20eficaces%20de%20inmu). Esto sirve y ayuda para que millones de personas no estén ni expuestas ni en peligro de enfermedades que les pueden llevar hacia la muerte. Las leyes más que dar la opción de vacunarse, es una obligación por el bienestar de los demás como de uno mismo. Es más, algunas de las vacunas son gratuitas (además de que sean obligatorias) en los centros de atención públicos, como por ejemplo las que previenen el tétanos, el sarampión y la poliomielitis, entre otros.

Las vacunas son fundamentales para evitar que nuestra salud se vea afectada negativamente con enfermedades que incluso pueden acabar con la vida de un ser humano. Estar en contra de las vacunas deja de ser una opinión cuando millones de personas mueren debido a la falta de la aplicación de ellas, ya sea por una moral o por la ausencia de estas de formar parte de las obligaciones que tenemos como ciudadanos. No se puede abandonar una vida por lo que se crea éticamente correcto, así como no podemos desaprovechar los privilegios que poseemos que, a diferencia de las personas en el pasado, nosotros sí tenemos a disposición. Por lo que, a partir de esto pregunto: ¿realmente es tan difícil dejar de lado nuestras creencias por un momento y pensar en aquellos más débiles que corren más riesgos y que hay que proteger? No se trata de si quieres vacunarte o no, se trata de la salud y la vida de otros que se ponen en peligro si no lo haces. Dejemos de atentar contra la salud de otros y contra la nuestra misma, quizás así un día logremos tener la calidad de vida que merecemos. En cualquier otra situación podríamos hablar del respeto hacia la opinión y la libertad de decisión de las personas, pero nos estamos refiriendo a las vacunas. Nadie está por sobre el resto como para tomar decisiones tan individualistas, sin pensar en el interés colectivo de proteger la vida. No es un juego en el que decides a quién salvas o a quién cuidas. Es la vida real con vidas igual de importantes que la tuya.

Temas relacionados:

periódico digital

revista digital

periódico gratis

crear periodico digital

publicaciones digitales

contenidos digitales

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 
RaiolaNetworks
Te recomendamos...
Noches de jardín
https://www.revistanochesdejardin.com/
TODO SOBRE RUNNING
https://www.periodicodigitalgratis.com/839/
Genetics UCE
https://www.periodicodigitalgratis.com/49685/
Tribuna Digital China
https://www.tribunadigitalchina.com/