Covidianidad y ambiente: impactos y efectos
Periódico estudiantil

Covidianidad y ambiente: impactos y efectos

Julieth Vanessa Barbosa Barrera | 13 nov 2020

 

Para nadie es un secreto que la aparición del SARS-CoV-2 (COVID-19 o Coronavirus) provocó una crisis en todas las áreas que rodean la vida de una persona; crisis sanitaria, social, económica y una de las más importantes, educativa y ambiental. Por causa de la pandemia y el confinamiento, la sociedad y, en especial, los estudiantes han podido reflexionar sobre la necesidad de mantener el planeta sano y cuidar del medio ambiente. Las cuestiones ambientales se han convertido en uno de los pilares esenciales para afrontar los nuevos retos en todos los ámbitos que se deriven de esta crisis y la comunidad se encuentra cada día más convencida de ello. No obstante, en la educación, esta emergencia ha dado lugar al cierre masivo de las actividades presenciales de instituciones educativas en más de 190 países con el fin de evitar la propagación del virus y mitigar su impacto.

 

Ilustración 1. Tomado de https://www.eltiempo.com/uploads/2020/03/26/5e7d3fcaa7ba0.jpeg

 

“La crisis de salud actual requiere cuidados inmediatos para contener la pandemia, pero la respuesta a la crisis ha descuidado el cuidado y responsabilidad hacia nuestro entorno. La educación ambiental cobra vital importancia porque la base de nuestro bienestar y salud incluyen cuidar el medio ambiente y fomentar relaciones respetuosas y responsables entre las personas y todos los seres vivos. La educación ambiental es un proceso de enseñanza-aprendizaje para conocer y entender los procesos naturales y los servicios ecosistémicos; para crear conciencia sobre las problemáticas socio-ambientales que nos afectan; para conocer y reconocer nuestra relación con nuestro entorno; y sobre todo para orientar, iniciar y dar seguimiento a la resolución de problemas ambientales y sociales.

 

Es claro que la educación ambiental no se trata de solo dar información o hacer campañas con carteles.” (Benavides-Lahnstein & Paredes, 2020).

 

Sin desconocimiento de lo anterior y sin estudios profundos, se pudo evidenciar una preocupación más comprometida por parte de las organizaciones gubernamentales o las llamadas entidades territoriales y de las instituciones educativas por el medio ambiente. Por primera vez, cada organización realizó en varias ocasiones, un monitoreo detallado de la calidad del aire y su relación con el material particulado que se deriva de los grandes incendios forestales y otras coberturas en el país.


Líneas arriba se mencionó una crisis ambiental durante el confinamiento por COVID-19. Muchos pensarían que es algo impensable o hasta imposible, pero no, por lo menos una vez a la semana, los portales de noticias mencionan alguna catástrofe ambiental, que sin más podría ser causado por algún impacto de la pandemia.

 

Por ejemplo, la disminución de NO2 y CO en ciudades como Bogotá, Buenos Aires y Quito por las medidas de aislamiento. Sin embargo, las reducciones no se han presentado de manera uniforme en todas las ciudades latinoamericanas. En México, por ejemplo, la disminución de SO2 y de las partículas PM 2.5 y PM 10 han sido modestas en comparación con las mediciones anteriores a la pandemia y en Río De Janeiro, como lo demuestran los investigadores, las concentraciones de este tipo de partículas contaminantes han incrementado (Latina, 2020).

 

Ilustración 2. Tomada de https://www.eltiempo.com/uploads/2020/05/30/5ed2ae3f473c3.jpeg

 

En Colombia, pese a la reducción en deforestación en 2019, en 2020 las tendencias de este fenómeno aumentaron. La ausencia de presencia estatal durante la pandemia en zonas estratégicas hizo que grupos armados aprovecharan la situación para apropiarse de territorios biodiversos, generando deforestación para desarrollar actividades ilícitas como la siembra de cultivos de coca y la minería ilegal. Otro factor que genera preocupación es el número de contagios en la Amazonía, donde, según la Organización Panamericana de la Salud, las comunidades indígenas están atravesando con una crisis que amenaza su gobernanza territorial en ecosistemas estratégicos.


En contraposición la educación ambiental es de vital importancia en la totalidad de las instituciones educativas en cualquiera de los niveles (preescolar – primaria – media – universitaria); tal es el ejemplo de la Universidad de Los Andes, que creó el Centro Interdisciplinario de Estudios sobre Desarrollo – CIDER, quienes en conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente dedicaron toda una nota a su protección y de lo cual se puede rescatar que debemos “cuestionar lo que se entiende por naturaleza y analizar qué tipo de naturalezas desean preservar o destruir distintos actores de la sociedad. Sectores en el gobierno hablan de proteger la gran biodiversidad nacional, pero a la vez se permite la minería en la Amazonía y se añoran los días en que se podía salpicar con Round-up a las poblaciones del Catatumbo o el Cauca. El gobierno que promueve naturalezas específicas (cuerpos de aguas liadas con glifosato, la Orinoquía deforestada, los barrios llenos de zancudos), es el mismo que a su vez quiere cuidar de las especies de “fauna silvestre” y de los páramos y de las orquídeas” (Acevedo, 2020).


Conforme a lo anterior, todos somos actores que afectan el ambiente (positiva o negativamente) y tras la pandemia, convertirnos en aquellos actores más conscientes del papel que desarrollamos como jóvenes y estudiantes. Nuestro objetivo primordial en esta nueva normalidad debería ser el dirigido hacia la conciencia ambiental, educando a nuestros hijos o nuestras familias acerca del desarrollo sostenible (la riqueza ambiental en el futuro), que parece un acápite tal vez un poco repetitivo, pero que no deja de ser cierto, pues el evitar peores catástrofes depende de las pisadas que dejemos.

 

Ilustración 3. Tomada de https://www.facebook.com/100000104148733/posts/4124112850935479/?sfnsn=scwspwa

 

Acevedo, T. (30 de Mayo de 2020). CIDER. Obtenido de https://cider.uniandes.edu.co/es/noticia/dia-mundial-medio-ambiente-junio-20
Benavides-Lahnstein, A., & Paredes, A. A. (31 de Julio de 2020). Univerzoom. Obtenido de http://blogs.universum.unam.mx/univerzoom/2020/07/31/seamos-educadores-tiempo-covid19/
Latina, C. d. (29 de Julio de 2020). Centro de Desarrollo Sostenible para América Latina. Obtenido de https://cods.uniandes.edu.co/impactos-ambientales-del-covid-19-en-america-latina/

Temas relacionados:

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 
RaiolaNetworks
Te recomendamos...
Salon del Automovil de Ginebra
https://www.periodicodigitalgratis.com/728/
Las revoluciones de la edad moderna
https://www.periodicodigitalgratis.com/45286/
Aquatic World
https://www.periodicodigitalgratis.com/3402/
¡OHAYOO NIHON!
https://www.periodicodigitalgratis.com/34924/
La Carteta
https://www.periodicodigitalgratis.com/738/